‘Educamos educándonos’

La Escuela Teresiana cree en la fuerza transformadora de la educación, en su capacidad de generar caminos de humanización y de dar sentido a la vida.

El educador/a de la Escuela Teresiana:

  • Forma parte de una comunidad que aprende y se identifica con la Propuesta Educativa Teresiana.
  • Es educador/a por vocación.
  • Acompaña a personas y grupos. La atención personalizada, que se realiza especialmente a través de las tutorías individuales y grupales, es función prioritaria de los educadores/as.
  • Es mediador/a en los procesos de aprendizaje y convivencia, potenciando la resolución pacífica de los conflictos de la vida escolar.
  • Trabaja en equipo y está abierto/a a formar vínculos y redes con otros/as.
  • Educa con el testimonio personal en el trabajo, en las relaciones…, favoreciendo así la mejor escuela de valores.
  • Procura la actualización continua, incorporando las prácticas que den los mejores resultados.
  • Diseña experiencias de aprendizaje que hacen a los alumnos/as protagonistas y constructores de su conocimiento.
  • Potencia conocimientos y saberes de carácter instrumental y competencial.
  • Opta por una metodología de acción-reflexión-acción que interpela y genera la renovación continua.